#MisDiscosFavoritos: Come away with me de Norah Jones

El disco más vendido del año 2003

Norah Jones, una sencilla chica de Nueva York de apenas veintitrés años de edad para entonces, sorprendió a propios y extraños cuando arrasó en la ceremonia de los premios Grammy con un disco que logró llevarse ocho estatuillas incluyendo Mejor grabación, Mejor canción, Mejor álbum y Mejor artista novel. Ese disco, su debut musical, fue el álbum Come Away with Me, lanzado en el año 2002. Aunque para el público general es considerado un disco jazz, la verdad es que no lo es. Es decir, sí es un disco con un estilo predominante jazz y como muchos de los grandes discos del género, se compone de varias canciones de décadas anteriores, pero también incluye elementos del folk, del pop y del soul. Esta fusión de géneros a la que luego Jones agregaría el country, entre otros, fue lo que contribuyó a dar un sello propio a la música de la cantante.

El disco Incluye catorce canciones:

1. Don’t Know Why
2. Seven Years
3. Cold Cold Heart
4. Feelin’ The Same Way
5. Come Away With Me
6. Shoot The Moon
7. Turn Me On
8. Lonestar
9. I’ve Got To See You Again
10. Painter Song
11. One Flight Down
12. Nightingale
13. The Long Day Is Over
14. The Nearness Of You

La canción que abre el disco fue el sencillo más exitoso del álbum y probablemente de toda la carrera de Norah Jones. Seguramente todos han escuchado alguna vez esta balada jazz que cuenta el anhelo de un amor al cual se abandonó. «I don’t know why I didn’t come» canta la neoyorquina, pero asegura «you’ll be on my mind forever «. Por si no lo han visto, les deja acá el video musical:

El segundo sencillo promocional fue la canción Feelin’ The Same Way, un track con algo más de ritmo y el tercero fue el que terminó de consolidar el éxito del álbum y de impulsar la carrera de la cantante. Come away with me es una de las canciones del disco que no es un cover de los años treinta o cuarenta. De hecho, la canción fue escrita y producida por la propia Norah Jones, con lo que el éxito del sencillo debió ser significativamente más especial para ella. La canción es una declaración de amor, una invitación a escapar:

Come away with me and we’ll kiss
On a mountain top
Come away with me
And I’ll never stop loving you
[…]
And I want to wake up with the rain
Falling on a tin roof
While I’m safe there in your arms

Ven conmigo y nos besaremos
En la cima de una montaña
Ven conmigo
Y nunca dejaré de amarte
[…]
Y quiero despertarme con la lluvia
Cayendo sobre un techo de hojalata
Mientras estoy segura entre tus brazos

Del resto del álbum destacan varias canciones, según el gusto de quien lo escuche. Lonestar, I’ve got to see you again y The nearness of you son tres de las más recordadas. Sin embargo, hay una canción que, en lo personal, le gana a todas las demás, incluidos los tres sencillos. Es mi favorita del disco por la combinación de letra y melodía, por la ejecución de la intérprete y la forma en que puede ambientar perfectamente una velada romántica con vino y a la luz de las velas. Se trata de Turn me on y como no fue lanzada como sencillo, no tiene video musical, así que les dejo el cover hecho por Hope, con lo que además de presentarles la canción, también les recomiendo a esta otra chica, especializada en hacer covers de diferentes artistas:

La canción es bastante romántica y erótica. A través de diversas imágenes, una flor esperando florecer, una lámpara en un cuarto oscuro, el desierto esperando por la lluvia, o un niño esperando la primavera, la protagonista de la canción está esperando que su amado llegue a casa para encenderla (excitarla). Se trata de una de las baladas más sexys que pueden escucharse o dedicarse a alguien especial.

Por todo esto y mucho más, Come away with me fue un éxito de ventas. Sólo en el año 2003 logró vender más de 18 millones de copias en todo el mundo (actualmente supera los 25 millones de copias vendidas) y fue el álbum de estudio (no recopilatorio) más vendido del siglo XXI hasta su momento, siendo destronado por el disco que presentaré en la próxima entrega de #MisDiscosFavoritos. Mientras tanto, pueden apagar las luces de su cuarto, tomar una copa de vino (o alguna otra bebida) y dedicarse a escuchar el debut de Norah Jones; déjense trasportar a otras ciudades, otras épocas y otras emociones, a través del sonido de su piano y su dulce voz. Si no han oído a esta cantante, o conocen poco de este género musical, es hora de que comiencen a hacerlo.

Reseñado por Cristian Caicedo

Deja un comentario